Febrero 2018

Que pregunta más difícil, pero no por la pregunta en sí, sino por la infinidad de respuestas que puede tener, si analizamos la gran cantidad de variables a tener en cuenta en el proceso. Empecemos pensando en qué tipo de educación quisiéramos darles. ¿Queremos acaso que se formen bajo la religión católica?, ¿queremos que se centren en ser exitosos a toda costa o tal vez que sean personas con una gran sensibilidad y ayuden a los demás?, ¿queremos que nunca se vayan de nuestro lado y estudien en el país, o por el contrario queremos que se preparen, aprendan otros idiomas...