¿Cómo estamos escogiendo el colegio para nuestros hijos?

¿Cómo estamos escogiendo el colegio para nuestros hijos?

Que pregunta más difícil, pero no por la pregunta en sí, sino por la infinidad de respuestas que puede tener, si analizamos la gran cantidad de variables a tener en cuenta en el proceso.

Empecemos pensando en qué tipo de educación quisiéramos darles. ¿Queremos acaso que se formen bajo la religión católica?, ¿queremos que se centren en ser exitosos a toda costa o tal vez que sean personas con una gran sensibilidad y ayuden a los demás?, ¿queremos que nunca se vayan de nuestro lado y estudien en el país, o por el contrario queremos que se preparen, aprendan otros idiomas y lo impulsen a conocer el mundo?

Todas estas consideraciones son muy importantes desde el punto de vista de lo que como padre queremos para ellos y sin duda determinará qué tan grande será el abanico de opciones por considerar.

Pero igualmente importante es tener en cuenta el punto de vista de nuestros hijos, su personalidad, sus gustos e inclinaciones. Debemos ver qué le gusta a nuestro hijo, si es investigador o se inclina a lo científico o tal vez si tiene habilidades artísticas, y con ello proyectarlo para que desarrolle sus talentos.

Si bien es cierto que es un panorama complejo, también lo es el hecho de que el colegio no se debe elegir porque es el que le gustó al tío, al abuelo, al amigo o porque en ese ha estudiado toda la familia.

¡Ah y por supuesto! no debemos ser pretenciosos y tratar de pagar un colegio que no podemos, así evitamos muchos problemas futuros más para los pequeños que para la billetera.

Entonces para tener en cuenta.  Nunca escojas el colegio por moda, por los rankings ni por el qué dirán.  Ninguno de los anteriores refleja el desarrollo emocional ni el proyecto institucional, así como tampoco las condiciones de las instalaciones.

Escoge un colegio de manera responsable, con la información completa y pertinente y teniendo en cuenta los puntos de vista de los dos padres, del hijo y del colegio.

A continuación, recomendamos 5 pasos básicos para esta difícil decisión.

  1. Hacerse las preguntas claves

Tómate el tiempo de entender qué esperas realmente del colegio y cuáles son las necesidades de tu hijo para que maximicen su aprendizaje y bienestar.

  1. La visita

Los expertos dicen que, como mínimo, deben ser tres colegios los que los padres visiten. Durante este paso, deben conocer las instalaciones, el manual de convivencia, el proyecto educativo, pero, principalmente, observar detenidamente si al niño le gusta el colegio y se siente cómodo con las instalaciones.

  1. La entrevista

Si decidiste que ese es el colegio que quieres para tu hijo, el siguiente paso es comprar el formulario. Luego, el colegio citará a los papás para preguntarles sobre sus trabajos, sus vidas y básicamente para conocer el perfil de la familia. También, para hablar de costos y métodos de pago, papeles necesarios, características académicas, entre otros temas.

  1. Los niños presentan las pruebas

Después de la entrevista, los colegios citan a los niños para que presenten ciertas pruebas. Depende del colegio al cuál se postula, sin embargo, suelen ser dos: una psicotécnica en la que identifican las habilidades del menor y en qué hay que reforzar; la otra es de conocimientos, aunque si es para los primeros niveles, a veces no se hace.

  1. Quedó admitido, ahora el papeleo

Llamaron del colegio y dijeron que sí, que el niño está admitido. Ahora los padres deben ir al colegio por el paquete de matrícula en el cual se especifican los documentos que se deben entregar, los formularios que hay que llenar y las fotos que hay que llevar. Al firmar el formulario de matrícula los papás confirman que aceptan términos y condiciones.

Y, finalmente, cruzar los dedos por que, siendo realistas, tenemos que aceptar que no hay método infalible que garantice que nuestra decisión, por más informada y responsable que haya sido, sea la correcta.

2 Comentarios

Publicar un comentario