Dando pasos de Gigante.

Dando pasos de Gigante.

Preparándonos para un cambio que cambia la vida.

 

Gestionar cambios es una de las destrezas más demandadas del mundo de hoy.  Preparar a nuestros hijos para que puedan gestionar el cambio no requiere de una maestría o taller distinto a hacerlo de manera consciente en la vida misma, aprovechando las oportunidades que se abren en momentos de cambio para hacerlo junto a ellos.

El paso del jardín al colegio es un gran cambio, y es un momento perfecto para acompañar este aprendizaje. Generalmente tenemos muy en cuenta los cambios externos que nuestros hijos van a experimentar y nos preparamos para ellos. ¿Pero qué tanto tenemos en cuenta lo que ocurre en su universo interior? ¿El impacto en sus emociones?

Es muy probable que tu hij@ ame a su profe, a sus amigos y su jardín.  Ha venido construyendo su ritmo y sus hábitos, ese universo conocido lo es todo, ahora se siente seguro y si…  llega un día en que tiene que pasar al colegio y hacerse un@ niñ@ “grande”. Pero entonces, ¿Cómo acompañarlos y prepararlos para este cambio?  Aquí te compartimos algunos tips que sabemos podrán guiarte en este momento.

¿Cómo y cuándo decirle a tu niñ@ que va a cambiar de colegio?

Un buen primer paso para preparar el camino del cambio es preparar la conversación, es un momento clave. Nuestros expertos están de acuerdo en que debemos tomarnos el tiempo de explicarle de manera clara y sencilla a tu hij@ que ha llegado el tiempo de cambiar al cole para niños grandes. No necesitas inventar nada, solo dile la verdad. Lo importante es que seas consciente de la emoción desde la cual le transmites la información. Nuestros niñ@s escuchan todo, no sólo la historia, también tu cuerpo, el tono desde el cual les hablan y de alguna manera también escuchan tu emoción.

Sé positivo. Tu papel como padre es acompañar, darle tranquilidad y la seguridad necesaria para seguir avanzando en el camino. Es importante no dramatizar el cambio. Sin embargo, debes tener en cuenta que este cambio para los niños representa un duelo, porque están de alguna manera perdiendo personas y rutinas que han sido parte importante de su vida hasta ahora. Así que la empatía de parte nuestra y permitirles las emociones que surjan será de gran ayuda.

Por ejemplo, puedes iniciar explicando: “Sabes amor ya casi va a ser tu cumpleaños, de cinco años.  ¡Qué grande estás! ¿Tú sabes que los niños grandes van a colegios verdad? Todos tus amiguitos del jardín, se están preparando para ir a un nuevo cole ¿sabías? Acá, puedes mencionar algunos nombres de sus amigos más especiales.  Y puedes terminar diciendo: Como tú también eres grande, puedes ir a un nuevo Cole. ¡Te Felicito! Puedes mostrarlo como una celebración, como un premio por ser grande. Contarle que sus amigos harán lo mismo le ayuda a sentirse acompañado en el cambio.  Puede ayudar mucho que le des una idea de la fecha en la que esto ocurrirá.   Ejemplo: Después de las vacaciones ya empezarás en el nuevo Colegio para niños grandes. Cuéntale que tendrá la posibilidad de conocer muchos nuevos amigos, una nueva profesora y que va a aprender nuevos juegos y muchas cosas más. Si ya has elegido Colegio puedes contarle algunas características de lugares que tú sabes que le pueden interesar y es importante que le cuentes que en el nuevo cole lo quieren conocer y que van a ir juntos para conocerlo muy pronto.

¿Cuándo anunciar el cambio?

Tener en cuenta el tiempo es muy importante, algunos papás eligen iniciar la preparación con mucho tiempo de anticipación, nosotros sugerimos tener en cuenta que entre los 2 y los 6 años, los niños no tienen realmente la noción del tiempo. Iniciar el proceso con 6 meses de anticipación puede generar malestar o ansiedad innecesaria. Lo que se puede hacer con tiempo es contarle historias de cuando nosotros éramos niños y estábamos en el jardín y luego pasamos al colegio grande, por ejemplo, o si tiene primos o amigos que están en colegio grande poder ir a buscarlos un día y mostrarles lo que es un colegio grande.

Pero sugerimos anunciarle el cambio sólo con un par de semanas o un mes de anticipación antes de dar el gran paso. Antes del final de las clases para que tenga tiempo de integrarlo y despedirse de sus amigos. Es importante estar alineados con el jardín para que en casa alcancemos a iniciar paralelamente o incluso un poco antes, para que no l@ tome por sorpresa. Si es posible hacer un ritual de despedida del espacio y de sus amigos sería genial. Que los dos universos del niño estén alineados con el mismo mensaje les da seguridad.

Tampoco debemos anunciar el cambio demasiado tarde, porque la entrada al nuevo colegio es un momento importante para tu niñ@, consideramos que es importante que tenga tiempo para proyectarse, para imaginar y visualizar lo que ese cambio representa. Haz a tu hij@ protagonista del cambio, cuéntale, pregúntale, involucral@. ¿Quién no se siente bien de ser consultado, escuchado y sentir que las personas que nos quieren nos tienen en cuenta?

¿Cómo ayudarl@ a aceptar este cambio de colegio?

Es ideal si el jardín organiza algún ritual que marque el fin de este periodo importante. Si no es así también pueden organizarlo ustedes en casa al mejor estilo de su familia.  Ayuda mucho a navegar cualquier cambio en la vida, saber que el cambio es natural y en este caso es porque está creciendo, y eso nos introduce en una nueva etapa.  Cabe señalar que el impacto del cambio es menor para los niños más pequeños. Sin embargo, es importante decirle al niño que incluso si cambia de colegio, podrá, si quiere, mantener contacto con sus amigos, que puede invitarlos o llamarlos e incluso visitar su jardín cada vez que quiera. La idea de perder a sus amigos puede hacer que el cambio parezca más complicado.

¿Cómo hacer del nuevo colegio una tierra conocida?

Es muy recomendable programar una visita al nuevo colegio antes del día de la entrada. Será una excelente manera de familiarizar al niño con ese nuevo lugar en el que va a pasar gran parte de su vida en los próximos años. Ir generando vínculos con el espacio y las personas que hacen parte de él. Que conozca algunas personas y las pueda llamar por su nombre le da confianza. Esto le permite proyectarse para el gran día. Averigua si algunos de sus amigos del jardín han elegido el mismo colegio y organiza para que jueguen juntos una tarde si no son tan amigos. Si puedes lograr conocer antes a la profesora o profesor seria genial. Tener caras conocida siempre ayuda. Otro consejo que puede ser útil, es aprovechar oportunidades para mostrarle cosas sobre el nuevo colegio, explicarle porque escogieron ese y no otro y que lo hizo tan especial para ustedes como familia.

Todas las estrategias pueden ser útiles para preparar a tu hij@ para su futuro ambiente escolar.

¡Recuerda! Es importante hablar de esto y preguntarle a tu hijo lo que piensa y siente, escúchalo, intentando mantenerte neutral sin idealizar tampoco para no generar falsas expectativas. Seguro irán encontrando el equilibrio adecuado para hablar sobre el cambio de colegio. Este tema de conversación no debe convertirse en el centro de la relación establecida entre ustedes.

Recuerda que para los dos es un cambio, pueden establecer un tablero con los nuevos horarios y las actividades que ahora son nuevas para todos. Esta puede ser una actividad para hacer juntos y visualizar cada momento, incluso para verificar si tienen todo lo que necesitan.

Se acerca el gran día, compren algunos accesorios juntos que enmarcan el inicio de esta nueva etapa: La maleta, unos tenis, el uniforme si aplica, sus colores o cuadernos. Permite que elija y disfrute de ese tiempo de preparación. Incluso puedes hacerlo partícipe de la marcada de los textos y útiles si es necesario. También puedes regalarle algún símbolo que pueda llevar siempre y que le recuerde que pertenece a su familia; que le recuerde que es parte de un círculo seguro al que siempre puede volver y dónde es infinitamente amado y que incluso en el cole, ahí están acompañandol@.

¡Un día antes, organicen juntos la ropa o el uniforme que usará en su primer día! Confía. Han hecho un buen trabajo. Relájense y disfruten la experiencia. ¡Es tiempo de conocer nuevos amigos! Empodéralo y, recuérdale lo valioso que es para la familia y que, se vuelven a ver al final del día, cuéntale que estarás feliz de escuchar todas sus aventuras.

¡Felicitaciones papás ahora su chiquit@ irá al colegio grande y seguro les esperan muchas nuevas aventuras juntos y también nuevos amigos! Porque si hay algo increíble que pasa con la paternidad es que nosotros también hacemos nuevos amigos que se vuelven parte de nuestra red y más adelante de esa familia que de alguna manera elegimos. Esos amigos con los que compartiremos la fortuna y el privilegio de ver a nuestros hijos soñar, compartir, crecer y hacerse adultos.

 

¡Amigos del alma!

Esperamos que esta información te resulte útil.

Recuerda que hoy existe una nueva forma de vivirnos la paternidad y la búsqueda de colegio.

Hoy, ¡podemos decir que vivir esta aventura y buscar colegio para nuestros niños eskool!!

 

Gracias por leer.

Paula Andrea Namén 

Mujer, Mamá, Coach.

Sin comentarios

Publicar un comentario